domingo, 16 de diciembre de 2012

Algo agradable para leer en esta época


El Barón


¿Quién es él?-pregunté-¿Y por qué siempre se sienta solo, dándonos la espalda a nosotros?
-¡Ah!-susurró Frau Oberregierunsrat-, él es un barón.
Me miró con aire muy solemne y, al mismo tiempo, con el menor desden posible, una expresión que denotaba “qué notable no darse cuenta de eso a primera vista”
-Pero, pobre alma, él no puede evitarlo-dije-Sin duda, ese hecho desafortunado no debería excluirlo de los placeres de la relación intelectual.

Si no hubiera sido por su tenedor, creo que ella se habría santiguado.

-Sin duda, usted no puede entender. Él es uno de los primeros barones.
Algo fastidiada, se volvió y habló con la esposa del doctor, que estaba a su izquierda.
-Mi omelette está vacía...vacía-protestó-, ¡y es la tercera que pruebo!
Miré al primero de los barones. Estaba comiendo ensalada, tomaba una hoja entera de lechuga con el tenedor y la absorbía lentamente, como un conejo, en un proceso que resultaba fascinante de observar.
Pequeño y delgado, con escaso pelo y barba negros, y tez amarillenta, invariablemente lucía ropas de sarga negra, una camisa de lino basto, sandalias negras y los más grandes anteojos de armazón negro que yo hubiera visto nunca.
Herr Oberlehrer, que estaba sentado frente a mí, sonrió con aire benigno.
-Debe ser muy interesante para usted, estimada señora, poder observar...por supuesto que esta es una casa muy fina. Durante el verano nos visitó una dama de la corte española. Sufría mucho del hígado. A menudo conversábamos.
Mostre una aire gratificado y humilde.
-Ahora, en Inglaterra, en vuestras “pensiones”, uno no se encuentra con la Primera clase, como ocurre en Alemania.
-No, de verdad-repliqué, aún hipnotizada por el barón, que parecía un pequeña gusano de seda amarillo.
-El barón viene todos los años-siguió Herr Oberlehrer-, por sus nervios. Nunca ha conversado con ninguno de los huéspedes, todavía.-Una sonrisa cruzó su cara. Me pareció que tenía visiones de alguna espléndida ruptura de ese silencio, un deslumbrante intercambio de cortesía en un futuro oscuro, el espléndido sacrificio de un periódico por esa personalidad exaltada, un “muchas gracias” que se trasmitiría a generaciones venideras.
En ese momento entró el cartero, que parecía un oficial del ejército alemán, con la correspondencia. Arrojó las cartas sobre mi budín de leche; luego se volvió y susurró algo a una camarera. Ella se retiró apresuradamente. Apareció el gerente de la pensión con una pequeña bandeja. En la bandeja había una postal. Agachando con reverencia la cabeza, el gerente se la alcanzó al barón.
Por mi parte, me decepcionó que no hubiera un saludo de veinticinco cañonazos.
Al final de la comida nos sirvieron café. Noté que el barón tomaba tres terrones de azúcar, de los que puso dos en la taza, envolviendo el tercero en un ángulo de su pañuelo de bolsillo. Era siempre el primero en entrar en el comedor y el último en salir. En una silla desocupada a su lado ponía una pequeña bolsa de cuero negra.


Por la tarde, apoyada en mi ventana lo vi pasar por la calle, caminando temblorosamente y llevando la bolsa. Cada vez que pasaba junto a un farol se encogía un poco, como si temiera que el farol lo golpeara, o tal vez fuera el temor  de la contaminación con la plebe...
Me pregunté adonde iría y por que llevaba la bolsa. Nunca lo hubiera visto en el casino ni en el Establecimiento de baños. Se lo veía triste y sus pies se arrastraban en las sandalias. Me descubrí compadeciendo al barón.
Esa noche nos reunimos en grupo en el salón para discutir la “cura” del día con ardorosa animación. Frau Oberregierunsrat estaba sentada a mi lado tejiendo un chal para la menor de sus nueve hijas, que estaba en ese estado frágil e interesante...
-Pero esta destinado a resultar muy satisfactorio- me dijo-.La querida se casó con un banquero...el deseo de su vida.
Debíamos ser ocho o diez, las que nos habíamos reunidos; Las casadas intercambiamos confidencias acerca de la ropa interior y las características peculiares de nuestros maridos; las solteras discutían la ropa exterior y las fascinaciones peculiares de los “potenciales”.
-Las tejo yo misma- oí que exclamaba  Frau Lehrer- con gruesa lana gris. Él usa una por mes, con dos cuellos suaves.
-Y entonces-susurró Fräulein Lisa-él me dijo: “de verdad usted me agrada .Tal vez le escriba a su madre”.
No puede sorprender que estuviéramos con una excitación violenta, un tanto explicativa.
De repente se abrió la puerta y entró el barón.
Siguió un silencio completo y mortal.
Entró lentamente, dudó, tomó un mondadientes de un plato que estaba sobre el piano y se retiró.
Cuando se cerró la puerta, ¡lanzamos un grito de triunfo! Era la primera vez que entraba en el salón. ¿Quién podía saber que ocurriría en el futuro?
Los días se extendieron formando semanas. Seguíamos juntos y aún me obsesionaba la pequeña figura solitaria, con la cabeza gacha como bajo el peso de los anteojos. Entraba con la bolsa negra, se retiraba con la bolsa negra y eso era todo.
Al fin el gerente de la pensión nos dijo que el Barón se marcharía al día siguiente.
-¡Oh-pensé-, sin duda él no puede derivar hacia la oscuridad y perderse sin una sola palabra! Sin duda honrará ha Frau Oberregierunsrat o a Frau  Feldleutnanstwitwe una vez antes de marcharse.
A la noche de ese día, llovió copiosamente. Fui al correo y cuando estaba de pie en los escalones de entrada sin paraguas, dudando antes de sumergirme en la calle enfangada pareció que una voz vacilante me llegaba de debajo del codo.
Miré hacia abajo. Era el primero de los barones con la bolsa negra y un paraguas.
 ¿Deliraba yo? ¿Había perdido la cordura? Me estaba invitando a compartir el paraguas. Pero me mostré muy cortés, un tanto desconfiada, adecuadamente reverente. Juntos caminamos a través del lodo y del aguanieve.
Hay algo particularmente íntimo en el hecho de compartir un paraguas. Puede ponerla a una al mismo nivel que cepillarle la chaqueta a un hombre...

Un poco de osadía.
Yo deseaba saber porque él se sentaba solo, porque llevaba la bolsa, que hacía todo el día. Pero el mismo me ofreció algo de información.
-Temo que mi equipaje se humedezca-dijo-.Siempre lo llevo conmigo en esta bolsa...uno necesita tan poco...porque no se puede confiar en los sirvientes.
-Una idea sabia-repliqué. Y luego pregunté:-¿Por qué nos ha negado el placer...?
-Me siento solo para poder comer más-dijo el barón, atisbando en la oscuridad-.Mi estómago requiere muchísimo alimento. Pido porciones dobles y me las como en paz.
Lo que sonaba finalmente baronezco.
-¿Y qué hace usted todo el día?
-Tomo alimento en mi habitación- replicó con una voz que cerraba la conversación y que casi se arrepentía del ofrecimiento del paraguas.
Cuando llegamos a la pensión hubo casi un disturbio desembozado.
Corrí hasta la mitad de la escalera y agradecí audiblemente al Barón desde el rellano.
Él replicó claramente:
-¡No hay de qué!
¡Fue muy amable Herr Oberlehrer al enviarme un ramo de flores esa misma noche, y Frau Oberregierunsrat me pidió mi modelo de boina de bebé!
Al día siguiente se marchó el barón.

Sic transit gloria German mundi.

In a German Pension (1911)  Katherine Mansfield (1888-1923)



Nota de Menteimperfecta:
Un año para poner esto en mi blog, hace un año leí ese libro y me encontré que en la web sólo estaba en inglés.Me agrado leer a esta autora bueno por fin comparto el texto.
Por cierto haré cambios en el blog , yo he cambiado así el blog también lo hará.
Sigo teniendo una menteimperfecta que sufre etapas de metamorfosis.


 

martes, 30 de octubre de 2012

Otro Halloween

Este año estuve muy ausente del blog,
no se si hay luna llena , aparecí  y acá estoy publicando.
Películas de aullidos

Ya no son las favoritas a la hora de pensar en asustarse,hasta la figura del hombre lobo se volvió mas bien algo romanticona. 
Las mujeres no les temen al contrario, sueñan encontrar uno lindo que acariciar.
Dentro del cine muy pocas se destacan en historia o en un recurso imprescindible  , el maquillaje y los efectos especiales.Requieren una inversión de dinero que no se consigue fácilmente para este tipo de historias.
A los licantropos se los suele ver como los grandes enemigos de los vampiros su protagonismo se reduce a eso. A mi criterio estas dos películas merecen ser vistas, con ciertas limitaciones son bastante atractivas.

EN COMPAÑÍA DE LOBOS



GINGER SNAPS

martes, 9 de octubre de 2012

Mes de Halloween

Lo único que podía lograr que regrese (esto iría con música espectral de un órgano)
desde mi tumba ^^ les  traigo las llaves del infierno....
la verdad no, pero si traigo una película que vale la pena ver.
Terror asiático , no es japonesa es de Tailandia, poco se conoce del cine de ese país.
No esperen una gran producción, pero su historia es muy buena. 
Muchos gastan millones en una película cuya historia es mas que repetitiva, como si hacer cine fuera sólo cuestión de grandes FX.
WHO ARE YOU?

SINOPSIS :
Nida, una vendedora de DVD's porno es la madre de Ton, un niño con un trastorno psicológico grave llamada Hikkikomori (aguda Retirada social).
El chico se ha encerrado en su habitación durante los últimos 5 años, no va a ninguna parte, si a la escuela. Este misterioso comportamiento atrae el interés de los otras personas,como un ejecutivo de una serie de televisión,la vecina de enfrente una niña enferma, el moto-taxista / ladrón y el propio padre de Ton. La curiosidad y la preocupación principal de todos ellos les hará plantearse finalmente una pregunta sorprendente que ninguno de ellos había anticipado, ¿Porque Ton, se mantiene en la habitación? ¿Es él o puede que sea otra persona?

lunes, 24 de septiembre de 2012

La Primavera ya esta en el hemisferio Sur

 Y deberia pensar en el amor ?
Tantos que escriben sobre él y tan pocos son los que lo saben reconocer cuando lo encuentran.


Palabra


martes, 11 de septiembre de 2012

Liberar el alma

Nacemos con la falsa idea de que seremos libres alguna vez .
Lo único que puede ser libre es tu alma 
si la dejas volar, amar, imaginar y sobretodo si le permites reír de tonterías.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Vivir dentro de un sueño

Sueños de color azul vi la imagen y pensé en eso
amo ese color 



lunes, 27 de agosto de 2012

martes, 10 de julio de 2012

Dejo algo para ver estilo Menteimperfecta hacen click

 si se atreven en la palabra


                                                                      Miedoooo


Que congelada esta la vida de este blog
creo que seguirá así en estado criogénico ??



domingo, 13 de mayo de 2012

domingo, 1 de abril de 2012

PEACE SELLS

A que te referís con, "no creo en dios"?
Hablo con el todos los días.
A que te referís con, "no soporto tu sistema"?
Voy a la corte cuando necesito.
A que te referís con, "no puedo llegar a tiempo al trabajo"?
No tengo nada mejor que hacer.
A que te referís con, "no pago mis impuestos"?
Que crees que estoy quebrado? Huh?

Si hay una nueva forma
Voy a ser el primero en la linea,
Pero mejor trabajo esta vez.

A que te referís con, "lastime tus sentimientos"?
No sabía que tenías sentimientos.
A que te referís con, "no soy bueno"?
Solamente no soy tu clase de persona.
A que te referís con, "no puedo ser el presidente, de los Estados Unidos De América"?
Decidme una cosa, sigue siendo " nosotros las personas", no?

Si hay una nueva forma
Voy a ser el primero en la línea,
Pero mejor trabajo esta vez.

Puedes ponerle un precio a las paz?
Paz,
Paz se vende...,
Paz,
Paz se vende...,
Paz se vende..., Pero quien esta comprando?
Paz se vende..., Pero quien esta comprando?
Paz se vende..., Pero quien esta comprando?
Paz se vende..., Pero quien esta comprando?
No, Paz se vende...

MEGADETH

viernes, 2 de marzo de 2012

Mariposas Grises

Hola a todos...este es el regreso de MenteImperfecta!!!
 creo que podre empezar a publicar mas seguido.
Bloggeros como están?

domingo, 29 de enero de 2012

APOCALYPTICA

Pedido cumplido un  video que vale la pena ver.


sábado, 21 de enero de 2012

sábado, 14 de enero de 2012

La Minería Contamina

Mi país, Argentina sufre la explotación minera de una forma desenfrenada desde hace unos años.
Nuestro recurso  mas importante, ese del que dependemos todos para seguir viviendo, 
EL AGUA ,es el que se utiliza para este tipo de trabajos.
Esta es una campaña me gustaría que lo vean y opinen.
Sólo la información y el compromiso cuida nuestro planeta.
"Basta Ya" es una campaña de la ONG Conciencia Solidaria, en defensa de la vida y el agua pura. Se inicia con una canción compuesta por Axel y Julieta Díaz, a la que luego se sumaron más artistas: Nicolás Pauls, Nacha Guevara, Lalo Mir, Marcelo Corvalán, Soledad Villamil y Natalia Oreiro. Soledad Pastorutti, Suna Rocha, Guillermo Novellis, Mex Urtizberea y Coti Sorokin. También Juanchi Baleirón, Los Tipitos, Artesanales, Juanito el Cantor, y Rescate

A través del videoclip "Basta Ya", los artistas aportaron su voz a un fuerte reclamo de miles de ciudadanos autoconvocados de todo el país: la necesidad de una LEY NACIONAL DE PROHIBICIÓN A LA MINERÍA METALÍFERA A CIELO ABIERTO Y DE RADIACTIVOS.


martes, 10 de enero de 2012

NUEVO CAPITULO de Mensajes para un gran amor CAPITULO 5



CAPITULO 5
Pecados eternos
(segunda parte) 





Adrián se levantó muy temprano quería ir hasta la estación de trenes sin compañía. Podía  desenvolverse mejor en su rol de productor sin su tío. Florián era amigo de todos los vecinos y eso condicionaba la presión que él pudiera ejercer sobre los entrevistados. Necesitaba conseguir buena información para su documental. Datos certeros para seguir la pista de la desaparecida.
Llegó a la estación cuando doña Ethel ya estaba ubicando las macetas y cajones en su puesto de flores. Se ofreció respetuosamente a ayudarla.

-Me da tanta vergüenza lo que pasó en mi casa, jovencito- dijo apenada la vendedora

-No es nada grave, su hijo tenía razón en molestarse. Tendríamos que haber hablado con él  antes de filmar- dijo Adrián, en realidad le parecía una idiotez la actitud del hijo de la florista.

-¿Su hijo a qué se dedica?- preguntó despreocupadamente

-Es el profesor de historia del colegio secundario. El pueblo solo tiene un establecimiento-dijo Ethel- tengo dos hijos Víctor y mi hija  mayor Dorina que es pediatra.

-¿Hace mucho tiempo que tiene el puesto en la estación?

-Desde que Víctor tenía cuatro años-comentó la mujer-mi esposo tuvo problemas económicos. Su familia perdió varias hectáreas de campo y decidió dedicarse a la jardinería.

Continuó su relato mientras acomodaba los coloridos ramos, para comenzar la jornada laboral.

-Mi marido pertenecía a una familia con buena posición económica. Sus padres fueron amigos y socios de negocios con los Molinari. Los Molinari eran los verdaderos ricos del pueblo. Pero la familia de mi esposo a pesar de no tener una fortuna tan grande como la de ellos, también gozaba de gran prestigio. Cuando mi suegro falleció  se descubrieron unos documentos,  que establecían como garantía  todas las tierras de su propiedad...

En la estación comenzaba la bulla de todos los días. Pronto llegaría el primer tren de la mañana.
Doña Ethel sacó dos banquitos de madera a la entrada del puesto. Se sentaron, para poder conversar con tranquilidad.

 -Los Valente perdieron todo lo que tenían. Don Benito, nos obsequió el terreno donde construimos nuestra casa.-exclamó doña Ethel con un gesto irónico y prosiguió -Tuvimos que empezar de cero con mi esposo. Para él no fue fácil, pasó de ser una persona adinerada a no tener absolutamente nada. Yo en cambio me sentía tranquila. Soy muy creyente y sabía que Dios no iba a abandonarnos. Mi familia tenía una fábrica de telas y nos ofrecieron irnos a trabajar con ellos, pero mi esposo prefirió quedarse en el pueblo.

 A doña Ethel  le brillaron los ojos por la nostalgia. Extrañaba demasiado al padre de sus hijos.

-Fue lindo armar este puesto, y gracias a él, pudimos criar a nuestros hijos sin problemas. Con los años mi esposo se enfermó. Un negocio así no alcanza para cubrir los gastos médicos. Nunca pudimos pagar un buen tratamiento. Su corazón se fue debilitando y falleció, pero pudo ver a sus dos hijos convertirse en profesionales. Era un hombre honesto y un gran padre-declaró acongojada.

-Doña Ethel, usted me dijo en su casa, que su cuñada podía ayudar con información para el documental. ¿Cree que le interese dar su testimonio?-consultó el joven.

- ¡Délo por hecho! Ofelia es muy egocéntrica - aseguró doña Ethel- Si usted le dice que es para televisión, será la primera en ofrecerse. Búsquela. Su tío sabe como llegar hasta su casa. Ella pudo mejorar su situación económica, tiene unos viñedos a unos pocos kilómetros del pueblo.

-Gracias doña Ethel por su ayuda. Antes de irme, quiero comprar una docena de rosas amarillas para mi tía-le pidió Adrián.


- Un ramo de flores siempre alegra el corazón de una mujer- dijo sonriendo doña Ethel.



Yendo de regreso, a casa de su tío, Adrián pasó frente a la mansión Molinari. Tenía con él una máquina de fotos, y después de asegurarse que nadie lo veía, bajó del auto y sacó varias fotos. Apenas unas imágenes de la entrada de la casa. Adrián examinó atentamente la propiedad. S dificultaba la visión por la gran cantidad de árboles.
-Pediré que me envíen varios lentes, y algún teleobjetivo. Antes de intentar entrar a la casa voy a sacar unas buenas fotos exteriores.
 ¡Al mejor estilo paparazzi! Pensó el cineasta
Adrián rió de su ocurrencia, pero sabía que posiblemente nunca conseguiría una autorización para entrar a la mansión. Un buen lente teleobjetivo aportaría las imágenes para reforzar la credibilidad de la historia.

Tío y sobrino, en la mañana, se prepararon para ir en busca de otra entrevista. Adrián decidió no llevar la filmadora, seria una visita de presentación. No quería pasar por una situación similar  a la anterior en casa de doña Ethel. Tendría paciencia y buscaría que la mujer le diera una fecha, para trabajar tranquilo y sin inconvenientes.
La información recolectada hasta ahora era la siguiente: Dalila Molinari se había esfumado. Nadie volvió a verla por el pueblo. Tuvo un grupo pequeño de amigas formado por su hermana Ester, la hija de la niñera, Rita y Ofelia Valente.

-Tienes que visitar el diario local para conseguir información. Fue fundado hace más de cuarenta años -le recomendó Florián, a su sobrino mientras desayunaban.

-Mañana iré. Creo que Ofelia Valente, puede ser la persona indicada para conseguir un testimonio importante sobre ésta historia-expresó confiado el joven.-esperemos que acceda a recibirnos.

- Me acuerdo bien que, cuando tenía ella unos quince años, y ya de más grande también, se la pasaba en la mansión Molinari. Incluso se quedaba  fines de semanas completos.

Adrián se rió con ganas, su tío era todo un chismoso.

 – ¿La controlabas tío? ¿Cómo sabías si salía o entraba de la casa?

- Acá en San Onofre casi todo se sabe o todo se esconde; así son los pueblos- replicó Florián

- De ella, ¿qué se sabe?- preguntó Adrián.

-Que era muy unida a la hija mayor de don Benito y que se dedicó a cultivar viñedos. Con sus campos le fue muy bien. Pero después que  murió don Molinari no regresó nunca a visitar a Ester.

Los dos se pusieron en marcha. En hora y media conocerían a quién había sido:
 la mejor amiga de Ester Molinari.



Esa mañana Sor Inés se despertó decidida. Poco le preocupaba  si era un pecado violar la intimidad de aquel hombre. Después de todo, se trataba de un hombre que había abandonado a su hija en una clínica psiquiátrica, como si la chica fuese una alimaña molesta. Si Dalila estaba loca, en ese diario podían figurar los motivos. Si Teresa era descendiente de una amante de Benito, también  ahí, estaría la confirmación.

Antes de prestar  su ayuda a las otras religiosas para preparar el desayuno, Sor Inés, abrió el diario nuevamente y comenzó a examinar las primeras páginas.


Continuará...


Click en la image para continuar leyendo



Mensajes para un gran amor ©
Autor: Adriana Cloudy 2010 Argentina
Todos los derechos reservados


viernes, 6 de enero de 2012