jueves, 31 de marzo de 2016

CAPITULO 7 ( tercera parte)

Mensajes para un gran amor

CAPITULO VII
TIEMPO PERDIDO
(tercera parte)





Víctor cerró el puesto de flores a las cinco en punto de la tarde. No quería quedarse ni un solo minuto más. El estúpido sobrino de Florián Di Marco podía llevarle la delantera y en cualquier momento un escándalo caería como un alud sepultando sus planes. Si el tipejo necesitaba nuevas cámaras de fotos posiblemente ya había descubierto algo importante. Mientras él, se la pasaba leyendo unas cartas de amor enviadas cincuenta años atrás. Tenia que saber cuales eran los datos conseguidos por Adrián hasta ahora.

El entrometido seguía centrado en Dalila Molinari. Sobre ella, Víctor tenía una versión propia acerca de su destino: había escapado de su casa junto con la hija de la niñera ¿Por qué se ocultaba tan celosamente en el pueblo dicha huida? Muy simple: ser lesbiana no era bien visto en esa época.  Su familia y sobre todo su hermana Ester decidieron esconder cualquier cosa relacionada con la descarada. Hasta la comunidad se comportaba como si Dalila nunca hubiese existido. Era una vergüenza colectiva.
Pero este evento indecoroso resultaba bastante complicado de probar y por eso Víctor no podía ponerlo en el libro que escribía. Además al profesor, solamente le interesaba la vida personal de Ester y Benito y necesitaba más tiempo para encontrar lo que buscaba.



 Una ventaja tenia  el profesor de historia sobre Adrián, ser un ciudadano local. Beatriz, la secretaria del diario, cuando fue en busca de unos helechos que la había encargado, le contó vivazmente acerca de la visita recibida esa mañana en las oficinas del periódico. Víctor , fingiendo que estaba interesado en ayudar al documentalista, comentó que era una buena oportunidad para destacar el servicio que brindaba el medio gráfico a la comunidad y se tranquilizó, al saber que Beatriz no le había dado más que información rutinaria. Víctor decidió hacer lo mismo. Recolectar datos sobre los primeros dos años de funcionamiento del diario local. Y sabía que  Beatriz le facilitaría el trabajo. La suerte acompañaba a Víctor.
La tarde la dedicó a revisar el período durante el cual Benito participaba en la dirección del mismo.
En el listado de la editorial figuraba un nombre conocido. Y a ese nombre por fin pudo darle un rostro. Al ver las fotos del primer número del diario, Víctor Valente sonrió. En la sección de sociales se destacaba una pareja: La foto de Ester Molinari recibiendo un ramo de rosas de los brazos de Lucio Bravo; al pie de la foto se describía que aquellas flores representaban un afectuoso saludo, de parte de los trabajadores del periódico, al cumplir sus dieciocho años.

-Este hombre, ¿hasta cuando trabajo para el diario?- preguntó Víctor a Beatriz.

-Fue el columnista de la sección de economía durante casi dos años-explicó ella.

-¿Cuando se retiró don Benito, también lo hizo él?

- Así parece-  respondió la secretaria-Mi papá lo conoció. Lucio Bravo tenía muchos contactos en el exterior, parecía que a pesar de ser un hombre de mundo le gustaba vivir en el pueblo. Sin embargo se fue al año siguiente de esa fotografía. Dicen que discutió con don Benito por unos contratos con extranjeros, de un día para el otro, dejó todo y ya no volvió a San Onofre- exclamó la empleada mirando la foto.

 - ¿Nunca regresó al pueblo?- consultó Víctor tratando de no demostrar un gran interés.

- No, cuando se marchó ni siquiera pasó por el diario a pesar de que era muy amigo de doña Alba y su marido. La gente no se despide de lugares como el nuestro, solamente los que nacemos aquí lo apreciamos.

-¿Y no estaba casado?

-Provocaba revuelo entre las mujeres, pero él seguía soltero-declaró suspirando sin reservas, la secretaria-¿sabe quién lloró bastante por él?-agregó Beatriz con tono malicioso- doña Ester. Parece que se había enamorado…era un niña pero se comentaba que ella lo celaba. De esos enamoramientos que tenemos las mujeres cuando somos jóvenes. Era lindo don Lucio, con esa ropa antigua igual se nota que fue un hombre muy guapo y con esos ojazos azules habrá enamorado a varias.

El profesor reparó en la cara feliz de los dos amantes.Se burlaban de todo el pueblo incluido don Benito Molinari.



Víctor se despidió  de la empleada, ya se había demorado suficiente y su novia de seguro lo estaría esperando. Cuando llegó,  halló a su novia bastante alterada. Jacqueline que pecaba de honesta le contó enseguida su encuentro con Adrián.

-Estaba estaba escondido sacando fotos de la mansión- le informó. Omitió hablar sobre el golpe que le dio en la cabeza.

Víctor no quería que doña Ester  se enterara, por ahora, que rondaban su casa. No había necesidad de preocupar a la anciana.  Aunque la joven estaba impresionada con la posibilidad de un crimen sin resolver, le advirtió  su novio  que lo mejor sería mantener silencio. Jacqueline estuvo de acuerdo en esperar y primero averiguar que se proponía el director de cine.

-¿Quién será la persona que puede darle datos sobre Dalila?-comentó Víctor a su novia.

Doña Ethel escuchó la conversación desde la cocina y tímidamente le preguntó a su hijo:

-¿Todavía... sigues enojado con ese muchacho, Víctor?

-¡Mamá, cómo no estarlo con gente que viene de afuera y si ningún reparo se mete en cualquier casa! No lo disculpa el pretexto de que filma un supuesto documental- replicó el hijo.

-Algunos van a sentirse felices de participar-dijo con un tono burlón la madre.

-¿Cómo lo estaba usted, mamá?-dijo suspirando, el joven profesor.

-Bueno... habrá gente ¡Más feliz que yo! -declaró con gracia doña Ethel.- Tu tía, por ejemplo...

-¿La tía Ofelia?

 Víctor, jamás pensaba en esa arrogante mujer. Prácticamente ni la conocía. Tenía una pequeña fortuna. Sus vinos eran buenos. Pero no sabía nada más de ella.

- ¿De qué puede hablar con la tía? Esa mujer tiene un universo propio-exclamó con ironía. Con una mueca de su cara dio a entender, a Jacqueline, que su tía era un personaje excéntrico.

- Es rara  cierto ¡Y era la mejor amiga de Ester Molinari!-exclamó triunfante doña Ethel.

Víctor comprendió que en este juego los naipes estaban saliendo a favor de Adrián. No tardaría mucho en averiguar que la familia Valente estaba relacionada con los Molinari. Ofelia podía contar asuntos familiares bastantes íntimos. Podía hablarle del suicidio de su abuelo y de cómo ella y su hermano, el padre de Víctor terminaron en la calle. La conversación de su tía con Adrián amenazaba con resultar verdaderamente perjudicial para Víctor.



Continuará.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Here with me (The Killers)

El vídeo musical de «Here with Me» fue lanzado el 14 de diciembre de 2012 y fue dirigido por el aclamado director Tim Burton. El vídeo musical marca el regreso de Burton a la hora de dirigir este tipo de vídeos. Su último vídeo de esta clase también fue con The Killers y su sencillo de 2006, «Bones».Con la participación de la actriz Winona Ryder y Craig Roberts, el vídeo fue grabado en Blackpool, Inglaterra, mientras el grupo tomaba un descanso en su gira de conciertos realizados en el Reino Unido. Burton tomó la película Mad Love de 1935 como inspiración. 
El vídeo muestra la historia de amor




Traducción

Las ruedas están girando
Y recuerdo cuando eras mía
Sólo para alcanzarte
Nena haría cola
Hay otro mundo
En el que vivimos esta noche
Hay otro corazón

Que está oscureciendo

No quiero tu foto en mi teléfono móvil
Te quiero aquí conmigo
No quiero esas memoria en mi cabeza, no
Te quiero aquí conmigo

Pasé el verano tirado al sol
El tiempo parece moverse tan despacio
Cuando lo tomas según te llega
Quizás simplemente eramos demasiado jóvenes
Tu cuerpo era moreno y tu pelo largo

Me enseñaste tu sonrisa y se fueron mis preocupaciones
Enamorarme llenó mi alma de miedo
Dijiste
Vamos nene, todo saldrá bien
Debo haber sido un tonto hasta el amargo final

Ahora me aferro a la esperanza de que volverás
Regatearía y me pelearía
Pero esta noche vives en otro mundo

No quiero tu foto en mi teléfono móvil
Te quiero aquí conmigo
No quiero esas memoria en mi cabeza, no
Te quiero aquí conmigo

El otro día te vi en un restaurante
Y en lugar de andar hacia ti
Me fui corriendo
Y sigo esperándote
Que pases por aquí
que pases por auí y digas

No quiero tu foto en mi teléfono móvil
Te quiero aquí conmigo
No quiero esas memoria en mi cabeza, no
Te quiero aquí conmigo






me encanta el vídeo y la canción 

miércoles, 23 de marzo de 2016

El fantasma y yo



Mi alma es una princesa en su torre metida,
con cinco ventanitas para mirar la vida.
Es una triste diosa que el cuerpo aprisionó.
y tu alma, que desde antes de morirte volaba,
es un ala magnífica, libre de toda traba...
Tú no eres el fantasma: ¡el fantasma soy yo!

¡Qué entiendo de las cosas! Las cosas se me ofrecen,
no como son de suyo, sino como aparecen
a los cinco sentidos con que Dios limitó
mi sensorio grosero, mi percepción menguada.
Tú lo sabes hoy todo..., ¡yo, en cambio, no sé nada!
Tú no eres el fantasma: ¡el fantasma soy yo!


Poema de Amado Nervo





lunes, 21 de marzo de 2016

Capitulo 7 Mensajes para un gran amor (segunda parte)

CAPITULO VII
TIEMPO PERDIDO
(segunda parte)




Adrián abrió los ojos. Sentía su rostro mojado. Cuando su vista se aclaró vio que inclinada sobre él, lo miraba con cara de preocupada una jovencita de cabello muy corto.

-¿Cómo se siente?, ¿le duele algo?, ¿puede levantarse?- quiso saber la muchacha.

- Si, mi cabeza ¿no se nota que alguno me golpeó?-Adrián se sentó con gran esfuerzo frotando con la mano izquierda su nuca.

- Fui yo. No quise lastimarlo- confesó la atacante.

-¡Está loca qué le pasa! Encima me dice que no quiso lastimarme. ¡Si me golpeaste mujer!

- ¡Por su culpa! ¿Por qué estaba fotografiando la mansión? Así escondido… sin permiso ¡No tiene usted respeto por la intimidad de las personas!

- ¿¡Respeto!? Lo dice alguien que ataca por la espalda sin antes saber de qué se trata.

- ¡Usted es un metido! ¡Qué anda buscando problemas en este pueblo!

-¡Usted es la metida! Yo realizo un trabajo de investigación ¡Ya me acordé dónde la vi antes!-dijo Adrián indignado señalándola con un dedo.

- ¡En la casa del profesor loco!

- Sepa que habla de mi novio-dijo ofendida Jacqueline.

- ¡Entonces su novio, la mando a vigilarme y a pegarme!- protestó el damnificado señalando nuevamente con un dedo extendido a la chica.

- ¡No diga pavadas! ¡Yo le pegué para que no sacara más fotos!

-¡Mi cámara! si se rompió... ¡Alguien la tendrá que pagar! ¡Usted o el loco de su novio!

Adrián revisó su cámara. En un ademán rápido enfocó a la muchacha y le sacó una foto.

- Ahora ya tengo la imagen de mi agresora. Si me muero esto será una prueba de la culpable. ¿Cómo se llama?

- No creo que le pase nada grave- respondió ella adoptando una actitud desafiante.-Soy Jacqueline Brunel, y debe saber que soy una buena amiga de la dueña de la mansión y voy a informar a doña Ester, de sus acciones. No puede estar fotografiando la casa sin su autorización.

.


Adrián se mordió los labios. Eso sería peor que el golpe en la cabeza. Poner sobre aviso a los miembros de la familia de Dalila. Podrían denunciarlo por perturbar su intimidad e indagar sin un respaldo policial. Acercarse tanto a la mansión había sido mala idea.

-Por favor, Jacqueline. No haga semejante cosa...Yo no podría terminar mi documental.  Se arruinaría mi carrera de director de cine. Este trabajo es mi tesis final.- le explicó con un tono  suplicante.

-¿Es un estudiante de cine? ¿Por qué se interesa en la familia Molinari?

-La familia completa no. Solo un miembro de ella, Dalila desapareció cuando tenía diecisiete años. Nadie se preocupó en averiguar que le sucedió ¡se evaporó del pueblo!

-Mi novio dice, que ese misterio es un invento de la chusma del pueblo. Nunca existió Dalila- replicó Jacqueline.


En realidad dudaba de lo dicho por Víctor, y  tampoco confiaba en el documentalista. Ella presentía, que antes en un pueblito podían esconderse acontecimientos muy graves, con tal de mantener la apariencia de una comunidad tranquila. Y San Onofre tenia cualidades perfectas para enterrar el pasado.

-Si existió Dalila…Yo quiero saber ¿Cuál fue su destino?- explicó Adrián, intentando que Jacqueline comprendiera su trabajo.

-Entonces ¿Por qué no habla con doña Ester?-le sugirió.

-No puedo hacer eso. Primero le prometí a mi tío que no importunaría a esa mujer. Segundo me haría más difícil las cosas. Imaginé que si escondieron su paradero, por algo será.

-Doña Ester es muy buena. Es una señora mayor. No le haría mal a nadie.

-Ella será muy buena. Pero quién está involucrado en el asunto es su padre Don Benito y busco terminar  o confirmar  los rumores de qué tal vez fue asesinada-argumentó el joven

Estas palabras eran una simple expresión de las sospechas de Adrián. No tenia prueba de lo que decía. La visita al periódico local había resultado una espina que le punzaba indicando que se concentrara en las actividades realizadas por ese hombre: Benito un accionista del diario,  involucrado en el bienestar del pueblo. Un terrateniente dueño de todo el lugar, un hombre con poder para hacer y deshacer.

-¡Por Dios! ¡No me diga que el padre de Ester es culpable de un asesinato!-exclamó, Jacqueline.

-Todavía no tengo pistas concretas Jacqueline, y además podría resultar que aún esté viva. Apenas realicé un par de entrevistas a gente que conoció a Dalila-le aclaró el joven y agregó con un tono irónico-A pesar de mi horrible dolor de cabeza gracias a su golpe. Tengo que ir ésta misma tarde, hasta la casa de alguien, que también es amiga de la familia Molinari.

-¿Con quién hablará?-La joven no podía esconder su curiosidad.

-No puedo exponer a mis fuentes. Todo es confidencial por ahora- le dijo seriamente mientras subía al automóvil para marcharse.

-Bueno lo entiendo. Pero... al menos dígame ¿quién era esa tal Dalila que desapareció de San Onofre?- rogó Jacqueline intrigada.

-La hermana menor de Ester Molinari-fue la seca respuesta de Adrián.

Puso la llave y encendió su auto y sin otro comentario, ni un adiós, se retiró por el ancho camino de tierra.  
     
Jacqueline, tragó saliva con dificultad. Un remolino en el estómago y unas ligeras náuseas le indicaron que mejor ese día cancelara la visita.Se quedó sintiéndose desolada en la entrada de la mansión. Con su cara en blanco. No imaginaba que la supuesta desaparecida fuese alguien tan cercano a  doña Ester.
 Durante los pocos meses de amistad que ambas compartían, en todas las conversaciones, Ester  le hablaba sobre su niñez en la mansión y su vida en el pueblo. Eran unos recuerdos llenos de alegría. Orgullosa, le había relatado sobre su época de estudiante en Francia, el único periodo que Ester permaneció alejada del pueblo. No obstante, Jacqueline  conocía ciertos aspectos tristes en la vida de la solitaria dama: como la prematura muerte de la madre de la anciana. Se había vuelto loca cuando ella era pequeña y murió en un asilo. Claro, había notado que no hablaba demasiado acerca de otras personas: amigos o parientes. Jacqueline consideraba que la mujer era  muy reservada sobre ese tema personal. Excepto, con los recuerdos de su primer amor los que evocaba con una dulce melancolía. También le parecía rara la devota admiración que aún profesaba por su padre. 
Ahora, la muchacha sentía que una inquietante sombra vivía entre la familia Molinari.
 ¿Una hermana menor? Muerta...asesinada. Sin justicia.

 Posiblemente atormentada por este motivo, por ese siniestro episodio, la pobre Ester estuvo obligada a pasar toda su vida detrás de los muros de su enorme casa ¿Era tarde para descubrir la verdad?
¿Por qué no había recuerdos de Dalila en la casa? No se encontraba nada a la vista en la mansión. Su nombre se convirtió en el fantasma del pueblo. La imaginación de Jacqueline corría como un caballo desbocado.
Estaba el libro que su novio escribía sobre don Benito. Víctor podía averiguar si Dalila había realmente existido. Si el padre de Ester tenía alguna responsabilidad, como suponía Adrián, con el enigma acerca de su destino. 
 ¿Ocultaría la anciana un acontecimiento tan grave que involucraba a su progenitor? Ester por supuesto que lo haría: El prestigio de su padre lo era todo para ella.
 La biografía de don Benito continuaría con su imagen inmaculada de benevolente caballero. Víctor le había adelantado de que trataría el libro. La vida de un hombre que hizo crecer al pueblo: fundador del diario local; gran colaborador en importantes obras para la comunidad, desde la construcción de la única escuela hasta el convento,en San Onofre, se lo debían todo a Benito incluso la estación de tren .
Si el tiempo consiguió ocultar los hechos de la desaparición de Dalila. Las investigaciones de Víctor o las de Adrián serian en vano.

La verdad sobre Ester y una hermana muerta no estarían en esa historia.  



Continuará...

domingo, 20 de marzo de 2016

LA ADIVINA de Barbara Wood

Es el primer libro que leo de Barbara Wood y realmente lo disfruté mucho; cuando elegí La adivina lo primero que me interesó fue tanto el contexto histórico y geográfico de la historia como su bonita portada; no me podía perder la posibilidad de viajar hasta la antigua Roma.
Y ustedes dirán ¿ pero qué tiene que ver con mi desafío de lectura?
Pues la protagonista es una hermosa joven que tiene extrañas visiones y trata de aprender a controlar ese don que es una herencia de sus ancestros.

SINOPSIS:Roma, 54 d. C. Ulrika, una joven de 19 años, es la hija de una sabia curandera que siempre le ha contado que su padre murió hace años en una batalla. Desde la infancia, Ulrika tiene visiones y un sueño recurrente sobre un lobo que no sabe interpretar. Ante la inquietud de su hija, su madre decide confesarle la verdad sobre su padre: está vivo y es un gran líder germano llamado Wolf (lobo). 
Ahora Ulrika sabe descifrar el significado del sueño: tiene que encontrar a su padre para avisarle de que un general romano va en su busca con la intención de acabar con su vida y con todo su pueblo.La vida de una asombrosa joven con un papel crucial en el Imperio Romano. Una gran historia de amor, de fe y de valor.

Investigando sobre está facultad de la protagonista descubrí que las visiones se dividen en tres categorías:

Visiones corpóreas: Una manifestación sobrenatural de un objeto a los ojos del cuerpo. Puede realizarse de dos maneras: o bien una figura realmente presente golpea la retina y allí determina el fenómeno físico de la visión, o un agente superior al hombre modifica directamente el órgano de la vista y produce en el compuesto una sensación equivalente a la producida por un objeto externo.



Visiones imaginativas: La visión imaginativa es la representación sensible de un objeto sólo por la acción de la imaginación, sin la ayuda del órgano de la vista.Las apariciones imaginativas por lo general son de corta duración, ya sea porque el organismo humano es incapaz de soportar por un largo tiempo la violencia que se le hace, o porque las visiones imaginativas pronto dan lugar a las visiones intelectuales. Este tipo de visiones se presentan con mayor frecuencia durante el sueño.


Visiones intelectuales: La visión intelectual es del orden sobrenatural cuando el objeto conocido supera el campo natural de la comprensión, por ejemplo, la esencia del alma.La visión es a veces clara, a veces borrosa. La primera atestigua de la presencia del objeto sin definir cualquier elemento.

"Hay una “aparición” cuando no sabemos si la figura que vemos se relaciona con un ser real; una “visión” cuando la relacionamos con un ser real. "


En la novela, Ulrika siente que las visiones son un mensaje y tratan de guiarla y protegerla. Lamentablemente encontrar al hombre que se ha convertido en  su gran amor  y a su padre no depende de las visiones, porque incluso aquellos que ella considera amigos dificultaran que se cumpla su destino.

ACERCA DEL AUTOR:
Barbara Wood
Nació el 30 de enero de 1947 en Lancashire, Inglaterra es una novelista inglesa naturalizada estadounidense, escritora de novelas románticas e históricas.Su primera novela fue publicada en 1976, unos años después de conocer a su esposo George. Hasta la fecha, Wood ha escrito 22 libros, los cuales han sido traducidos a más de 30 idiomas.A los 16 años escribió su primer libro, con unas 300 páginas, al que ella misma catalogó como terrible.
En 1976 publicó su primera novela Perros y chacales que, aunque fue rechazada por la primera editorial a la que la presentó, consiguió que ésta le recomendara al agente literario Harvey Klinger, con el que ha estado trabajando desde entonces y con el que ha publicado más de una veintena de libros. Ese mismo año Wood publicó tres de sus manuscritos, Perros y chacales, Los manuscritos de Magdala, y La casa maldita. Wood ha señalado que no escribe sus obras en secuencia, que incluso hay veces donde empieza por el final y luego va alcanzando la historia, según le vayan llegando las ideas las va mezclando con la historia.



¡Una autora que pienso volver a leer !

sábado, 19 de marzo de 2016

CAPITULO 7 (PRIMERA PARTE)

Queridos lectores: pido disculpa por el atraso que sufren las novelas. La razón es técnica, mi computadora personal ,donde escribía y guardaba todo mi material, se quemó por un golpe de alta tensión. Por ahora, gracias a una amiga, utilizo una lapto escolar; no es lo mismo para mis ojos y pronto deberé regresarla, y la peor parte es que hasta ahora se presenta imposible costear el arreglo de la mía. 
Afortunadamente estoy hallando mis manuscritos, por eso hoy un nuevo capitulo de Mensajes para un gran amor está a punto de comenzar en el blog.

* * *

CAPITULO VII

TIEMPO PERDIDO
(primera parte)





Sor Inés llamó por teléfono a Teresa. Le avisó que esa misma tarde iría a verla para informarle los detalles de su visita a la clínica, pero que también llevaba un recado especial de la Madre Superiora, para doña Ester.
Teresa sintió todo el día a su corazón latir fuertemente en su pecho. Si la monja había confirmado que su abuela era la media hermana de su patrona… ¿Cómo se lo diría a doña Ester? o era mejor evitar una discusión y buscar directamente un abogado que se ocupará del asunto. El primer paso seria solicitar un análisis de ADN. Confirmado su parentesco, parte de la fortuna que quedaba podría ser suya.
El ama de llaves preparó el almuerzo y sirvió la mesa, disimulando su ansiedad. No quería hacerse ilusiones pero no podía evitar cavilaciones sobre su futuro.
¿Sería un día la dueña de la mansión? quedaban solo dos grandes propiedades pertenecientes a los otrora influyentes Molinari de San Onofre: La mansión y las tierras donde se encontraba la clínica. El dinero depositado en los bancos estaba administrado por una firma contable, de tal forma, que lograban cubrir todos los gastos de ambas  propiedades.
A Ester que no entendía nada de contabilidad poco le interesó conocer a cuanto ascendía su herencia. Cuando se leyó el testamento de su padre, y se le aseguró que nunca le faltaría dinero, simplemente mencionó que ella ya había perdido lo único que tenia valor en su vida.
Hubo un época en que los Molinari era dueños de casi todo el pueblo todos esos enormes campos ya estaban vendidos. Y curiosamente, varias  hectáreas en el testamento fueron otorgadas a otra mujer. Una  amiga de Ester: Ofelia Valente. Por este hecho, Ester entendió que algo extraño y desagradable había estado pasado durante años frente a sus narices. Conocía muy bien a su padre, no se caracterizaba por ser un hombre generoso pero si solía compensar favores. Especialmente favores personales.

¿Qué podía reclamar Teresa?

Sentada frente a la ventana que daba a la huerta, la empleada suspiró profundamente, el dinero no era importante. La memoria de sus fallecidos padre y abuela era lo único que la motivaba a revelar la verdad. Para darles la identidad que se les había negado en vida.
 Teresa sabía bien, que su abuela siempre fue tratada en San Onofre como una ahijada de Benito, a pesar de que las malas lenguas murmuraran otra cosa.
¡La cara que pondría doña Ester!
 Al tener que reconocer que el padre de Teresa fue su sobrino. El nieto ilegitimo de don Molinari.

 - Papá nunca quiso pedir nada a los Molinari- meditaba Teresa.

Y en esa actitud mucho tuvo que ver su abuela Rita. Ella aseguraba que en su juventud había conocido al hombre más cruel del mundo: El frío y controlador Benito Molinari.
Rita descubrió que Benito era su padre biológico al nacer su único hijo, el padre de Teresa; su bebé tenía los mismos ojos de aquel supuesto tutor; años después, cuando supo de su muerte no reaccionó, ni volvió a mencionar sus anécdotas infantiles junto a Dalila, sobre él, solo expresó cierta vez que la muerte para ese hombre era un leve castigo.
Pidió a su hijo y nieta que nunca molestaran a Ester. Pero actualmente, Ester era una anciana solitaria, sin herederos. Teresa no deseaba perjudicarla. Únicamente aclarar la situación familiar.

 



Alrededor de las 6 de la tarde, llegó sor Inés. Fue recibida enseguida por Teresa que lucía sonriente y muy nerviosa. En voz baja apenas cruzó la puerta de la cocina la interrogó:

-Hermana ¿cómo le fue? ¿Sigue en la clínica  el paciente que buscamos?

-Si querida amiga… puedo asegurarte que se encuentra bien cuidada. Pero mis noticias son algo ambiguas todavía- respondió ella, sin demostrar entusiasmo.

-¿Cómo ambiguas?- preguntó, confundida Teresa.

-No son ni malas ni buenas- Agregó Inés en el mismo tono de voz.

Las dos mujeres se miraron fijamente en silencio. Teresa tratando de adivinar que le había pasado en su encuentro; Inés buscando la manera de no decir algo que lamentara después. La religiosa mantendría firme su postura: El diario no pasaría a otras manos.


-No pude hablar con ella. De hecho no habla-dijo por fin.

-¡Está ya muy enferma! ¡Morirá pronto!

-No, su salud física es buena. Normal para su edad… el problema con ella es que no suelta palabra con nadie, según su médico desde que la internaron jamás habló.

-Entonces, está todo perdido- comentó derrotada la empleada.

-¡No todavía! Me entregaron algo que puede servir.

-¿Qué cosa?         
                                                   
-No te puedo decir.- fue la respuesta de la monja.

-¿Por qué no? ¿Qué le dieron? ¿Un archivo de salud? – preguntó esperanzada la empleada.

-Otra cosa...algo personal... un diario-se le escapó a la religiosa.

La pobre Inés  no quería desanimar a Teresa y viendo la cara de angustia de su amiga quiso darle un poquito de  aliento.

-¡Un diario! ¿Lo tiene acá?- exclamó ansiosa la empleada.

- No traje nada y prometí no mostrarlo-aseguró Inés.

 Teresa, levantó las cejas.

 -¿A quién prometió semejante cosa? ¡A Dalila! ¡No qué no hablaba!- replicó con energía, pero casi susurrando para no ser escuchada por su patrona.

 -A la persona que me lo entregó.

- Vaya… ¿Es el diario de ella?- preguntó Teresa abriendo muy grandes sus ojos.

-No exactamente-dijo la monja.

-No entiendo. Creo que es mi derecho saber más- protestó consternada Teresa.

Lamentaba no haberse atrevido a ir  personalmente a la clínica; presentarse disfrazada como lo había pensado muchas veces. Por ahora, en vista del hermetismo de Inés no podía hacer otra cosa más que esperar y aceptar la palabra de la religiosa.




Continuará.






Mensajes para un gran amor.
Una novela de Adriana Clody.
Todos los derechos reservados.Argentina 2010

viernes, 18 de marzo de 2016

Ese nene me mira raro (estrenos en cine 2016)

Otros dos estrenos de terror para este año cuyas historias,como en La Bruja, giran alrededor de un niño. Los niños cuya figura inocente los resguarda de toda sospecha son pieza destacada en muchas historias oscuras. También son mis  protagonistas favoritos para cuentos de miedo.Además, según la parapsicología, los niños poseen un sexto sentido que perdemos al crecer. Y el cine se encarga de confirmarlo.

BEFORE I AWAKE


Me encanta este afiche (*3*)



Before I wake , tiene como protagonista al precioso Jacob Tremblay ,  creo que desde Shirley Temple un niño no te poseía con ese efecto hollywoodense de no querer perderte ninguna película donde aparezca (ver Room para confirmar ) Me preocupé cuando vi que estaba en un film de terror, no podemos olvidar como se fue por los caños la carrera de aquel rubio de Mi pobre angelito, luego de convertirse en un antagonista de un macabro guión. Por suerte parece que en Before I waked seguimos teniendo al dulce Jacob. 



Como en otras muchas películas la historia comienza con el típico niño que adoptan ( es siempre el adoptado) y la familia entra en crisis bajo extrañas circunstancias. La película pinta de un estilo similar a: SEXTO SENTIDO 
¡Pero trabaja Jacob Tremblay  y tengo que verla!
No esperen un film gore ni nada muy loco, más bien una historia paranormal y fantástica que entretendrá al publicó y ojalá nos sorprenda.



SINOPSIS: Jessie y Mark son un matrimonio que deciden adoptar a un adorable y dulce niño de 8 años llamado Cody. Sin que ellos lo sepan, Cody tiene pavor a quedarse dormido. Al principio, asumen que la nueva casa provoca su aversión a dormir, pero no tardarán en descubrir la verdadera razón, los sueños de Cody se manifiestan en la realidad cuando duerme

THE OTHER SIDE OF THE DOOR


Cuando leí sobre esta película inmediatamente recordé, que la idea original pertenece a un relato que formaba parte de una trilogía del terror realizada en la década del 90 para televisión, BOBBY era la segunda historia y  todavía tengo presente que me causó mucho miedo, tuvo una remake pero en ambos casos los personajes eran solo dos: madre e hijo. 
En 2016 la idea se nos presenta más desarrollada y más perversa. El otro lado de la puerta promete ser una interesante propuesta para quienes nos gusta ver como les va a los que convocan a los muertos.


SINOPSIS: Una familia lleva una vida idílica en el extranjero hasta que un trágico accidente se lleva la vida de su hijo pequeño. La inconsolable madre descubre un antiguo ritual que puede traer a su hijo de vuelta para decirle un último adiós. Viaja a un antiguo templo, en el que hay una puerta misteriosa, que sirve de puente entre dos mundos. Sin embargo, cuando desobedece una norma sagrada por la que nunca se debe abrir la puerta, altera el equilibrio entre la vida y la muerte.


Pensamiento personal: Nunca voy a entender a la gente que declara que no le gustan las historias de terror porque les provocan pesadillas, pero tienen adicción a los noticieros y siguen paso a paso toda información sobre un crimen; la realidad es terrible como para sentirse incómodo con la ficción.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Casas embrujadas dónde no importa si pierdes la llave

 “…Y, ¿Quién había subido?, ¿Quién estaba conmigo en la Mansión? No había visto a nadie, no había sentido nada. No hubo ningún movimiento, nadie me rozó, nada perturbó el aire, ni siquiera había oído alguna pisada. Simplemente tenía la absoluta certeza de que alguien había pasado a mi lado y desaparecido en el pasillo. En el corto y estrecho pasillo que llevaba a la habitación infantil, cuya puerta yo había cerrado firmemente y que ahora estaba, inexplicablemente, abierta. “

La mujer de negro de Susan Hill



Mi desafío de lectura de este año me llevará a conocer a un mítico protagonista de las novelas de terror: Las casas embrujadas.




Según la leyenda popular, una casa embrujada puede contener a fantasmas,poltergeists, o hasta demonios. A veces estas presencias según se informa siguen frecuentando el mundo físico después de que un acontecimiento trágico ocurrió en la propiedad, como un asesinato, una muerte accidental, o un suicidio. Antiguamente se daban casos donde, acaecidos hechos de este tipo, se decidía que, en lugar permitir que continuara sirviendo a la vida doméstica, la propiedad pasara a ser clausurada de forma en muchas ocasiones indefinida o prolongada, permitiendo que su estructura se deteriorase a causa de la falta de mantenimiento (de ahí que se tienda a entender que, si una casa presenta esta característica, quiere decir que es una casa embrujada); la forma más conocida de representar esta circunstancia era mediante tapias que se colocaban en puertas y ventanas de la propiedad. También pueden ser objeto de una maldición, como la Mansión Winchester en California. Otros ejemplos de casas encantadas famosas son: Drumbeg Manor, en Donegal, (Irlanda), el Presbiterio de Borley, la Casa de Kompong Som, en Camboya, y la famosísima casa del horror de Amityville.
Y no podemos olvidarnos del hotel que inspiró la novela de Stephen King: El resplandor. El hotel Stanley situado en Estes Park (Colorado,EEUU) que goza de varios fantasmas.


La estructura de una casa embrujada puede ser cualquier construcción desde un antiguo castillo europeo hasta una pequeña casa en un suburbio de construcción reciente. Sin embargo, muchos autores y directores de cine prefieren la arquitectura de principios del siglo XX o anterior, particularmente las mansiones oscuras.Según la parapsicología, en una casa encantada se produce en realidad el fenómeno llamado infestación.

Actualmente cuando se percibe algo extraño en un hogar ya no se la identifica como una casa embrujada, sin embargo, limpiar o descargar casas sigue tan vigente como cuando se buscaba sacar fantasmas.
Veamos una lista de los síntomas de una casa cargada o sucia “energéticamente”:

Mal olor sin causa aparente.
Sentir frío en el lugar.
La casa parece sin vida, fría, apagada o triste.
Las plantas enferman y los artefactos eléctricos se descomponen.
Quienes habitan el lugar pelean constantemente o se sienten deprimidos y con cambios de conductas.
Mala salud y enfermedades de manera regular.
Cansancio extremo, imposibilidad de descansar bien.
Exceso de humedad en paredes aunque se repare.
Muchos insectos o gusanos.
Animales inquietos o que enferman.
Dolores de cabeza intensos.
Depresión y nerviosismo.
Sensación de ser observados.
Opresión en el pecho, dolores de espalda como llevando un peso.
Niños o bebés que lloran mucho o incómodos sin estar enfermos.







En la literatura:


"Todos los lugares tienen una doble dimensión. Una "real", que es en la que se vive, se trabaja o se defiende de otros. Es ésta la dimensión del arquitecto, del ingeniero, de los ocupantes de carne y hueso que viven en ese espacio material, y cuyas paredes no pueden ser atravesadas por ninguna entidad extraña del Más Allá. Es la dimensión inmanente de los inodoros, de los calefones que, como bien dice el tango, encarnan el aspecto concreto, frío, matemático y desangelado de ese sitio.
La otra es la dimensión "imaginaria". En ella sí es posible experimentar ("sentir") la presencia evanescente de los antepasados y sus espíritus. Los recuerdos imprecisos, definen este aspecto de la casa, que se carga de recuerdos, afectos y emociones, adoptando una identidad. De alguna forma, esta segunda dimensión es la del artista, la del escritor, la del creador de mitos. Por eso mismo, todos los lugares son, en cierto sentido, una invención históricamente determinada. Bajo esas coordenadas, cosas (casas) que no han sido concebidas como fantásticas así lo parecen. Como alguien dijo una vez: los constructores de mansiones, castillos y faros, se propusieron hacerlos formidables, no encantados..."




La mansión Winchester
 inspiró el guión para la miniserie Rose Red que escribió King


Es en la trama de las historias, donde la casa deja de ser solo un edificio para demostrar voluntad propia: suele rechazar lo nuevo y la modernidad, se ensañan con el invasor y con todo aquel que la despierta de su eterno sueño. Sus paredes encadenan a los desparecidos en trágicas circunstancias y le ofrecen manifestarse ante los vivos e incluso de vengarse. La más famosas novelas nos describen la naturaleza de estas casas que fecundan el miedo más primitivo del ser humano:
El temor a lo desconocido.


"Se trataba, debo mencionarlo, de una aparición que tuvo lugar en una casa tan antigua como aquella en que nos reuníamos: una aparición monstruosa a un niño que dormía en una habitación con su madre, a quien despertó aquél presa del terror; pero al despertarla no se desvaneció su miedo, pues también la madre había tenido la misma visión que atemorizó al niño. "

Otra vuelta de tuerca de Henry James.


Leyendas, cuentos,novelas, películas estos edificios siguen siendo tan atractivos para la ficción como en el siglo pasado y a diferencia de otros fenómenos paranormales, las casas embrujadas, encontraron en el turismo su popularidad; miles de curiosos visitan diferentes edificios que sostienen el honorable titulo de: MANSIÓN EMBRUJADA.
 Pero para los lectores el mejor recorrido siempre sera de la mano de un libro. Podemos destacar entre otras, las siguientes obras:
La caída de la Casa Usher de Edgar Allan Poe ; La Habitación de Naomí
de Jonathan Aycliffe; La maldición de Hill House de Shirley Jackson ; El Resplandor de Stephen King ;Aquí vive el horror de Jay Anson;Otra vuelta de tuerca de Henry James; La mujer de negro de Susan Hill.

Y como extra les comparto un cortometraje que impulsaria el desarrollo de los efectos especiales en el cine. La casa encanta realizada en 1907 por Segundo de Chomon





¿Vivirían en una casa embrujada?



Fuentes:wikipedia
Monografía Casa encantadas de Fernando Jorge Soto Roland


martes, 15 de marzo de 2016

Aquel martes desaparecí


Aquel martes desaparecí y juro que revisé cada cajón, cada puerta y cada espejo. Yo no estaba y no pude hacer otra cosa que llorar. 
Tantas veces lo dije, lo grité lo reclamé y ahora era real; tantas veces rogué por no existir, solo ansiaba evaporarme del mundo. Y al entender lo que había sucedido, cuanto lamenté no haber sabido amarme...no apreciar mi estúpido sentido del humor; mi nariz rara y mi cabello rebelde. 
Incluso lamenté no haberme reído de cada uno de mis defectos y alegrarme por mis pocas cualidades...era tarde no estaba y no regresaría.

Adriana Cloudy


*****







Créditos al creador de la imagen


lunes, 14 de marzo de 2016

Shelter de Birdy, una canción para Velika

Me gusta que la música sea parte del alma de mis personajes. Cada una de mis historias se teje en las alas de diferentes canciones. La melodía suele ser el disparador de escenarios y sentimientos que luego vuelco en la historia. 
Y esta canción es un pequeño regalo para Velika , una niña adoptada que necesita ser aceptada sin prejuicios en su naturaleza, una niña vampiro, que a la vez lucha por aceptarse ella misma.




Shelter-Amparo


Me refugio en esta forma
Amparándomeocultándome
¿Puedes oír cuando digo que
Nunca me he sentido de esta manera?

tal vez dije algo mal
¿Puedo hacerlo mejor con las luces encendidas?
tal vez dije algo mal
¿Puedo hacerlo mejor con las luces encendidas?

¿Podría ser yo?, yo estaba allí
me sentía tan de cristal en el aire
Todavía me quiero ahogar cada vez que te vas
Por favor, enséñame a respirar suavemente

Y voy a cruzar los océanos como nunca antes

Para que sientas lo mismo que yo
Y te reflejaré imágenes de vuelta a ti
Así podrás ver como me siento


tal vez dije algo mal
¿Puedo hacerlo mejor con las luces encendidas?
tal vez dije algo mal
¿Puedo hacerlo mejor con las luces encendidas?

tal vez dije algo mal
¿Puedo hacerlo mejor con las luces encendidas?




domingo, 13 de marzo de 2016

El futuro de nuestra relación (cuento breve)



El futuro de nuestra relación


Ella estaba feliz de poder contarle, a cada una de sus amigas, que ya cumplía un año de noviazgo. Morina se sentía muy capaz de poder superar el récord de su pareja, porque la relación previa de su novio había durado unos quince meses.
En realidad Morina esperaba ser la última mujer en la vida de Augusto, si bien no tenían planes de casamiento, no significaba que la relación fuese a terminar algún día.
Aseguraba a todos que ellos dos eran el uno para el otro. Y estarían juntos por siempre.
Por supuesto que ella no desconocía que el tiempo suele devorar al amor; son sus dientes la rutina y el conformismo, ambos surgen sin poder evitarlo, masticando la pasión a diario y sabemos que nada dura sin pasión.
Ese fuego pasional fue fácil de mantener por doce meses, por eso la duda perseguía su mente últimamente: Solía preguntarse si había una forma de prevenir la caída del amor, o la aparición de un tercero que los separara.
¿Se podría mantener  esa pasión inicial durante doce años, veinte años o toda una vida?

Una amiga le sugirió buscar la respuesta con una sesión de Tarot. Las cartas podían anticipar alguna dificultad o si existía una energía negativa cerca de ellos. Morina aceptó, sin embargo, no se conformó con una simple leída de naipes, dónde le sugirieron confiar en el amor que ambos se tenían. Encontró una forma mejor…
Un hechizo que permitía ver el futuro y era bastante sencillo de realizar. Uniendo cabellos de los dos y sumando unos ingredientes culinarios preparó una infusión amarga en la cual sumergió sus nombres escritos en un papel. Dejó reposar la mezcla en una taza cubierta por un paño durante toda la noche en medio de dos velas rojas encendidas.
A la mañana siguiente apenas despertó se bebió el líquido que estaba muy frío y tenía un fuerte sabor a vinagre.
¡¿Por qué quiero hacer una cosa tan estúpida?! , pensaba mientras corría al baño para enjuagarse la boca.
Pero no la habían engañado, porque el brebaje además de ser de un horrible sabor, daba resultado.
Esa noche soñó con el futuro. Se vio viviendo en la misma casa con su novio, divirtiéndose juntos acomodando muebles nuevos; también vio la aparición de las cuentas por pagar: tarjetas de crédito, boletas de luz y gas, todas vencidas y vio a su padre prestándole dinero para pagarlas.
En el sueño también aparecían varios de los amigos de Agusto, su novio se reía junto con ellos, mientras cenaban en la casa. Al llegar Morina fatigada del trabajo todos se marchaban, incluido su ahora: señor esposo, y se quedaba sola juntando el tiradero de la reunión.
La peor parte fue cuando acudía angustiada a realizarse un aborto.

-Un pésimo sueño influenciado por mis nervios- se dijo a si misma al despertar.

La noche siguiente tuvo otro sueño igual de desagradable. Esta vez, Augusto le gritaba y le daba puñetazos a la pared, sacaba sus vestidos del placard y arrojaba su ropa por la ventana. Sin alcanzarle esto, sacudía a Morina tomándola por los hombros y la empujaba. Ella se negaba a salir de la casa y él le tiraba del cabello arrastrándola fuera del departamento.
Se despertó reteniendo un grito.



Decidió hablar con sus amigas acerca de los sueños que le estaba provocando el hechizo.

-No te amargues por una pesadilla. No puedes creer que un brebaje pueda enseñar el futuro.
Le afirmó una de ellas.

- Si pelearas con Augusto y terminaras con él ¡Qué importa!, habrá otro chico al que le gustes y tendrás un nuevo novio-le dijo otra, convencida de que a Morina le faltaba mucha experiencia con los hombres.

- ¡No! Él es mío, me pertenece y siempre seremos felices. Somos el uno para el otro. Me siento cómoda con él, lo quiero y no lo dejaré nunca ¡Y puedo asegurarte que él nunca me dejará a mí!

 Siendo Morina bien conocida por sus amigas, sabían lo difícil que podía ser intentar que cambie de opinión, si ellas seguían sugiriendo que exageraba con el asunto sólo conseguirían enojarla.
Sus amistades eran de su agrado cuando coincidían con ella; contradecirla era ganarse su fría indiferencia.
La solución a sus pesares estaba en hablar del brebaje a su novio e insistir para beber una nueva preparación, esta vez, los dos juntos.
El pobre Augusto acostumbrado a complacerla protestó sin éxito en primera instancia y esa noche él también bebía la asquerosa infusión. Morina evitó argumentar  que se trataba de un embrujo, le inventó que la mezcolanza mostraba en los sueños aquellas  personas que le deseaban algún mal o le tenían envidia.
El resultado fue desconcertante para la enamorada, Augusto había dormido como un bebé.

- ¿Soy yo quién padece éstas pesadillas? ¿Por qué soy la única victima? ¡No permitiré que nuestro amor se acabe!- se decía interiormente- No importa lo que suceda; jamás nos separemos.

¡Nunca! ¡Nunca! ¡Nunca!

Los días y noches pasaban, y las pesadillas continuaban. Hasta que una mañana entendió todo.
El sueño anunciaba desenlaces horribles con su pareja porque era ahora, en su presente, cuando ella debía asegurarse el amor eterno.
Llamó por teléfono a Augusto y lo invitó a almorzar. Toda la mañana preparó el almuerzo perfecto, que incluía el postre favorito de su novio: unas suculentas frutillas con crema.
Les pidió a sus padres que los dejaran solos. La madre para obtener sin problemas el permiso paternal le dijo a su marido con picardía:
-La niña ya quiere casarse, vas a ver que lo convence de formalizar  y pronto tendremos boda.

Sin la familia de la novia en la casa, los enamorados almorzaron tranquilamente.

– ¿Es algún aniversario que olvidé?- comentó sonriendo el novio.

-Mi amor, te quiero mucho. Eres el único al que amo, ¿me perteneces verdad?

- ¡Qué rudo y tierno a la vez suena eso!- se rió divertido Augusto- Te quiero mucho, yo soy tuyo y tú eres mía.

-¡Y será para siempre!- declaró Morina-los dos seremos recordados como la pareja perfecta. Amándonos para siempre.

En un veloz ademán tomó un fino cuchillo y abrió la garganta de su novio de izquierda a derecha. El chico automáticamente sujetó su cuello con ambas manos, despedía borbotones de sangre que caían como una cascada sobre su pecho.

Ya no habría dudas ni temores entre los dos, ni oportunidad de conocer a otras personas que pudiesen separarlos.
Acto seguido Morina levantaba la cabeza y en forma brutal se cortaba su propio cuello.
Ese amor seria eterno.

Es una pena que la mente del ser humano jamás recuerda en su totalidad un sueño, conserva por razones desconocidas sólo ciertas partes, generalmente aquellas que le producen más angustia.
Si Morina recordaba el sueño completo hubiese visto que en realidad a futuro, era ella la que lo engañaba y deseaba dejar a Augusto, y no sabía cómo deshacerse de él.




 FIN




Autor MenteImperfecta © ( Adriana Cloudy)
Marzo 2014 Argentina