sábado, 29 de octubre de 2011

La hora de los espiritus

Hay una hora cuando nada separa al mundo de los vivos del mundo de los espíritus, esa hora es la que permite invocaciones y conjuros . 

La hora bruja de la medianoche no es únicamente un momento muy mágico, sino que desde hace siglos se halla rodeada de creencias supersticiosas, leyendas y profecías. La hora bruja
Se considera un mal augurio que un reloj suene trece veces en lugar de doce a la medianoche. Otra versión de esta superstición afirma que la decimotercera campanada conjura al demonio (obvio nosotros los wiccanos no creemos en esto).
Y, en Inglaterra, se dice que la desgracia entrará en la vida de la familia real en menos de tres meses si el Big Ben de Londres da las campanadas de forma anómala a la medianoche.
Según una antigua leyenda, las brujas pueden hacerse invisibles o transformarse en animales cuando el reloj marca la medianoche.





La medianoche es el momento de la transformación de un día en el siguiente, y, en la mente de nuestros antepasados, esto relacionaba inequívocamente a la hora bruja no sólo a la transformación del tiempo, sino también a la transformación física.
Se creía que la hora bruja podía producir, en determinadas personas, una clase especial de locura temporal llamada "locura de medianoche".
A menudo esto tenía lugar durante la Luna llena, con su reconocido poder para crear "lunáticos" (o locura lunar), y, en algunos casos todo ello desembocaba en el zoomorfismo, y en concreto en la licantropía.






Para las creencias folkloricas de la vieja Europa, a la medianoche, durante la fase de la Luna llena, los vampiros se despiertan de su estado letárgico y sin sueños, los zombies se levantan de sus tumbas, los demonios se manifiestan y los hombres marcados por la maldición se transforman en hombres-lobo para recorrer la Tierra en busqueda de víctimas humanas.
Los vivos no se hallarán auténticamente a salvo de estos monstruos sobrenaturales hasta que los primeros rayos de la aurora iluminen el horizonte.
Durante el período de la Historia humana dominado por la sed de sangre de la Inquisición, se creía que los hechiceros y hechiceras practicaban sus artes maléficas a la medianoche de los días de Luna menguante.
Echaban maldiciones y todo tipo de hechizos maléficos sobre sus enemigos para llevarles la ruina y la mala suerte.
En algunos casos, creían, la brujería de medianoche podía producir enfermedades, locura, accidentes e incluso la muerte.





Fuente:http://www.wiccasolitario.mex.tl

3 comentarios:

Judith dijo...

Que buen post !!
tantas leyendas y mitos que dan miedo ja ja !!
justo hoy vi Soy Leyenda.
besos

Judith dijo...

Si tienes facebook avísame que también tengo y twitter, estoy por todos lados xD!
besos

KoReTa y DaEg dijo...

gracias por el comentario, son pocas las inspiraciones para escribir este tipo de poemas ,:)