lunes, 27 de octubre de 2014

Un cuento argentino para Tim Burton

Tim Burton tiene una visión especial para llenar de magia algo tan oscuro y terrible como la muerte y brindarle un aspecto romántico, pero la razón para mencionar al celebre director no es su trayectoria, sino un hombrecito. 
Un hombrecito que en realidad nació  Europa pero su historia se desarrolla en un país tan lejano que seria un milagro si fuese a encontrarse con Burton alguna vez. Sin embargo no pierdo esperanzas de que un día le entreguen un libro que narra pequeñas historias sobre la evolución de una ciudad anclada en el Río de La Plata.

El libro Misteriosa Buenos Aires tiene entre sus cuentos, a mi relato favorito:
EL HOMBRECITO DEL AZULEJO, (también fue publicado por separado). Siempre he pensando y soñado que éste cuento seria ideal para el director que nos hizo amar a la novia cadáver. Un cuento ideal para que realice una película estéticamente similar al Cadáver de la novia, y es que hay ciertos puntos en común entre ambas historias poseen la atmósfera gótica propia de sus realizaciones y un conflicto recurrente en las historias de Burton: 
Romper las rígidas reglas de la muerte en nombre del amor.




Un hombrecito pintado puede convertirse en bufón o en héroe para salvarla vida de su compañero de juegos. Y no temerá enfrentarse a la muerte que espera el momento para llevarse a su amigo.






“...-Madame la Mort...

La Muerte se inclina, estira sus falanges y alza a Martinito. Lo deposita, sacudiéndose como un pájaro, en el brocal.

-Al fin -reflexiona la huesuda señora- pasa algo distinto... “



 PARA LEER EL CUENTO HAZ CLICK



El autor 
Manuel Bernabé Mujica Lainez también conocido hipocorísticamente con el apodo Manucho fue un escritor, biógrafo, crítico de arte y periodista argentino. 
La prosa de Mujica Lainez es considerada "fluida y culta, de sabor algo arcaico, detallista y preciosista; rehúye la palabra demasiado común, sin buscar sin embargo la desconocida para el lector". Es en especial hábil en reconstruir ambientes, gracias a un dotado talento descriptivo y una gran formación como crítico de arte, aparte de su rica inventiva y su exquisitez literaria, enriquecida por los conocimientos de historia legados a través de sus antepasados.
El autor, seducido por las doctrinas esotéricas, creía con firmeza en la reencarnación y declaró escribir "para huir del tiempo". Ese es el tema de la mayor parte de sus obras.





1 comentario:

Constanza H. Banegas dijo...

Soy entusiasta del trabajo de Burton, y la dupla con Depp es exquisita, al igual que con su mujer, Helena Boham Carter.

El cuento que propones suena muy bueno para ser llevado al cine por él, aunque no lo he leído.

Me encanta como Burton trabaja artísticamente con la muerte, la oscuridad, el lado psicológico del ser humano y sus traumas.