lunes, 10 de noviembre de 2014

Cuento de Washington Irving “La rosa de la Alhambra”

Washington Irving un escritor norteamericano enamorado de España que tuvo el privilegio de habitar el célebre palacio de Granada registró sus leyendas en el libro: Los cuentos de la Alhambra, que describen el mundo moro entre el romanticismo y la magia.



La Rosa de la Alhambra es uno de mis cuentos elegidos para el desafío de lectura, Cuentos de Hadas.

“... ¿dónde está la armadura que protege el corazón femenino contra los primeros susurros del amor? “


Jacinta es una joven que vive bajo la tutela de su tía, una mujer mayor temerosa de que su sobrina sea objeto de las malas intenciones de los hombres. Y a pesar de su vigilancia, un día se produce el encuentro de Jacinta con uno de los servidores de la Reina. La relación de ambos crece a escondidas pero el muchacho se debe a sus responsabilidades como miembro de la corte y se aleja de ella. Jacinta no recibe noticias de su amado pasa sus días sola y sumida en la tristeza, y poco ayudan los consejos de su tía para olvidar al hombre que le robó su corazón.
Hasta que una noche aparece ante ella, una entidad mágica y fantasmal. Se trata del espíritu de la princesa Zorahaida.

“Consuélate; tus penas pueden curarse. Estás ante la presencia princesa musulmana que también sufrió desdicha de amores. “

Zorahaida le pide ayuda para liberar su alma de una maldición y en recompensa regala a Jacinta un laúd. El instrumento tiene poderes mágicos, la música que ejecuta Jacinta se hace famosa en todo el reino, ricos y poderosos la invitan a sus salones gracias a su talento los admiradores crecen a su alrededor. Conocida como La Rosa de la Alhambra su fama llega a oídos de la reina Isabel que acude a su música para sanar la melancolía de su esposo, el Rey Felipe V. El Rey  sufre de hipocondría y está tan delirante que hasta asegura estar muerto exigiendo que lo entierren.
Las melodías del laúd de Jacinta le devuelven al Rey, la pasión y alegría por la vida. 
La joven en palacio se reencuentra con el muchacho del que está enamorada. 
Le explica que su familia no le permitía regresar con ella, por pertenecer a la aristocracia no podía desposar a una plebeya. Pero Jacinta ya no es una plebeya, la Reina le ofrece un lugar en la corte y ambos, finalmente pueden casarse.


Opinión personal:

Tenemos una chica que llora todo el día extrañando al chico del que está enamorada, y su tía aunque le insiste en que lo olvide no consigue que ella se lo quite de la cabeza (¿no les resulta familiar la situación? como esos trágicos días de secundaria por los que todos pasamos alguna vez). Por suerte la bella Jacinta consigue una forma de darle un giro a su vida, con ayuda del fantasma de la princesa Zorahaida : aprende a tocar el laúd. La música le brinda una distracción y una profesión. Jacinta encuentra su lugar en el mundo y lo más importante se siente feliz con ella misma.
¿No es acaso la forma en la qué debería vivir toda mujer?
No me gusta el final, donde a pesar de lograr fama e independencia se termina casando con el causante de su depresión. Cómo en todo cuento triunfa el amor, el típico amor de pareja, cuando en realidad ya había triunfado el amor por la Música.


DATOS EXTRAS

El Laúd

El laúd (del árabe العود al-`ūd) es un instrumento de cuerda pulsada, cuyo origen se remonta a la Edad Media y cuya introducción en Europa se dio por medio de la España islámica (Al-Ándalus). Por extensión, laúd puede designar cualquier instrumento en el que las cuerdas se sitúan en un plano paralelo a la caja, a lo largo de un mástil saliente.
Fue muy utilizado entre los siglos XIV y XVIII, y también resurgió en el siglo XX.
El laúd usado en los países árabes y en todo el Medio Oriente carece de trastes, pues estos impedirían la realización de cuartos de tono, necesarios en las escalas orientales. Tiene el mástil algo más corto, en comparación con el laúd europeo, y una caja de resonancia más grande. Usualmente sólo cuenta con una bordona y cuatro dobles cuerdas, aunque se encuentran laúdes de hasta siete órdenes. Su registro suele ser de dos octavas y media.



La Alhambra es una ciudad situada en Granada, España. Es un rico complejo palaciego y fortaleza (alcázar o al-qasr القصر) que alojaba al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada. Su verdadero atractivo, como en otras obras musulmanas de la época, no sólo radica en los interiores, cuya decoración está entre las cumbres del arte andalusí, sino también en su localización y adaptación, generando un paisaje nuevo pero totalmente integrado con la naturaleza preexistente.





El autor:

Washington Irving (Manhattan, Nueva York, 3 de abril de 1783 – Tarrytown,Wetschester, Estado de Nueva York, 28 de noviembre de 1859) fue un escritor estadounidense del Romanticismo.
Fue el primer norteamericano en alcanzar la celebridad como escritor profesional, gracias a la literatura, y por eso numerosas calles y ciudades de los Estados Unidos llevan su nombre: Irvington, ciudad del estado de Texas y otra en New Jersey, la calle Irving en Birmingham, Alabama, o la villa de Bracebridge, en Ontario, Canadá (en referencia a su novelaBracebridge Hall).
Es considerado como el mentor de autores como Nathaniel Hawthorne, el también hispanista Henry Wadsworth Longfellow y Edgar Allan Poe. Irving popularizó además el sobrenombre «Gotham» para referirse a Nueva York, usado en las historietas de Batman; también se le conoce como el inventor de la expresión «el todopoderoso dólar». Tuvo una gran influencia en la visión exótica y orientalista de España.





1 comentario:

Constanza H. Banegas dijo...

Me encanta leer reseñas de libros/historias de los cuales no tenía ni idea, además se ve interesante de leer. Las fotos son hermosas y los datos extras muy informativos, ya que no conocía sobre el autor!
UN gusto leerte